Deliciosas recetas para preparar en tu airfryer: ¡Descubre cómo cocinar fácil y saludable!

¿Buscas recetas deliciosas y sanas para hacer en tu freidora de aire? No busques más. En este artículo, te ofrecemos una gran variedad de opciones de aperitivos, platos principales y postres, así como consejos y trucos para cocinar con una freidora de aire. Además, te ofreceremos una receta de mole mexicano tradicional y te guiaré en la preparación de castañas con tu freidora de aire. No te pierdas un plato de salmón rápido y fácil y una receta de lasaña que te hará la boca agua.

Alitas de pollo

Cuando se trata de un plato versátil y que gusta a todo el mundo, las alitas de pollo se llevan el premio. En tu freidora de aire, puedes conseguir esa codiciada textura crujiente sin la culpa de la fritura.

  1. Para empezar, sécalas bien con papel de cocina para eliminar cualquier exceso de humedad.
  2. En un bol, sazona las alitas con una mezcla de aceite de oliva, sal y una generosa cantidad de pimienta negra. También puedes añadir un toque de ajo en polvo o tus hierbas y especias favoritas para un sabor extra.
  3. Una vez que las alitas estén bien rebozadas, precalienta la freidora de aire a 200°C y coloca las alitas en una sola capa en la cesta.
  4. Cuécelas durante unos 25-30 minutos, agitando la cesta cada 5-10 minutos para que se cocinen uniformemente. Al final, serás recompensado con unas alitas de pollo perfectamente crujientes y sabrosas, listas para disfrutar con tu salsa favorita.

Para darles un toque más sano, también puedes experimentar con diferentes adobos o rebozados para las alitas. Desde la salsa barbacoa ácida hasta los pegajosos baños de miel, la freidora de aire es una gran herramienta para conseguir deliciosas variaciones de las alitas de pollo. Tanto si vas a celebrar una noche de juegos como si simplemente te apetece un sabroso aperitivo, las alitas de pollo al estilo de la freidora de aire seguro que son un éxito.

Verduras Asadas

Las verduras asadas no sólo son un complemento colorido y vibrante para cualquier comida, sino que también son increíblemente fáciles de preparar en la freidora de aire. La clave para conseguir unas verduras perfectamente asadas es cortarlas en trozos de tamaño uniforme para favorecer una cocción uniforme. Puedes optar por una mezcla de pimientos, calabacines, zanahorias y cebollas rojas, o por las verduras que prefieras.

  1. En un bol grande, mezcla las verduras con un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal y un batiburrillo de tus hierbas favoritas, como romero, tomillo u orégano.
  2. Una vez que las verduras estén bien mezcladas, precalienta la freidora de aire a 200°C y coloca las verduras en una sola capa en la cesta.
  3. Cuece las verduras durante unos 15-20 minutos, dándoles un suave golpe o vuelta a mitad del tiempo de cocción. El resultado serán unas verduras asadas deliciosamente caramelizadas y tiernas, perfectas como guarnición o incluso como comida única y sana.

Puedes elevar aún más los sabores añadiendo un chorrito de glaseado balsámico o un puñado de queso feta desmenuzado antes de servir. La freidora de aire hace que sea cómodo disfrutar de las verduras asadas sin necesidad de encender el horno.

Churros

Trasládate a las animadas calles de España con una deliciosa tanda de churros hechos en tu cocina con la freidora de aire.

  1. En una cacerola, pon a fuego lento una taza de agua, una cucharada de azúcar, una pizca de sal y un par de cucharadas de aceite de oliva.
  2. Cuando el agua esté caliente, retira la cacerola del fuego y añade gradualmente una taza de harina para todo uso, removiendo con energía para formar una masa suave y espesa.
  3. Pasa la masa a una manga pastelera con boquilla en forma de estrella.
  4. Por otra parte, precalienta la freidora de aire a 190°C.
  5. Vierte la masa directamente en la cesta precalentada, dándole la forma deseada con unas tijeras de cocina. Asegúrate de no llenar demasiado la cesta para que los churros tengan espacio suficiente para dorarse por igual.
  6. Cuece los churros en la freidora de aire durante unos 10-12 minutos, o hasta que estén bien dorados. Mientras tanto, en un plato hondo, mezcla azúcar y canela molida.
  7. En cuanto los churros estén listos, rocíalos ligeramente con un fino spray de aceite de oliva y pásalos por la mezcla de azúcar y canela hasta que queden bien rebozados.
  8. Sirve los churros recién hechos con una deliciosa salsa de chocolate caliente y saborea la irresistible combinación de exteriores crujientes que dan paso a centros suaves y esponjosos.

Patatas fritas de boniato

Las patatas fritas de boniato son una técnica alternativa más saludable a las patatas fritas tradicionales, y son muy fáciles de hacer en la freidora de aire.

  1. Para empezar, lávate y sécalas antes de cortarlas en palitos del mismo tamaño.
  2. En un bol grande, mezcla los boniatos con un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal y una pizca de pimienta negra.
  3. Para darles un toque de sabor, también puedes añadir una pizca de pimentón ahumado o comino a la mezcla.
  4. Una vez que los boniatos estén bien condimentados, precalienta la freidora de aire a 180°C y coloca las patatas en una sola capa en la cesta.
  5. Cuece las patatas de boniato durante unos 15-20 minutos, haciendo una pausa para sacudir la cesta o remover suavemente las patatas a mitad del tiempo de cocción.
  6. El resultado final serán unas patatas dulces crujientes y doradas, que seguro que gustarán a todos los comensales.

Tanto si las sirves como guarnición como si las tomas como tentempié, las patatas fritas de boniato en la freidora de aire serán un plato fijo en tu menú.

Galletas con trocitos de chocolate

Sí, lo has leído bien: ¡incluso puedes hacer deliciosas galletas con trocitos de chocolate en la freidora de aire! Esta receta rápida y sencilla es perfecta para cuando te apetece un capricho recién horneado sin complicarte precalentando el horno.

  1. En un bol, bate un palo de mantequilla ablandada, media taza de azúcar blanco y tres cuartos de taza de azúcar moreno hasta que estén suaves y esponjosos.
  2. Añádele una cucharadita de extracto de vainilla y dos huevos grandes, mezclando bien.
  3. En un bol aparte, mezcla dos tazas y cuarto de harina para todo uso, una cucharadita de bicarbonato y otra de sal.
  4. Añade los ingredientes secos a los húmedos, y remueve hasta que se forme una masa de galletas suave. Por último, incorpora suavemente una generosa cantidad de pepitas de chocolate.
  5. Con una cuchara de helado o una cuchara, coloca montones de masa de galleta en una sola capa en la cesta de la freidora de aire, asegurándote de espaciarlos para que se ensanchen ligeramente.
  6. Precalienta la freidora de aire a 160°C y hornea las galletas durante unos 10-12 minutos, o hasta que estén doradas por fuera y perfectamente blandas por dentro.
  7. Deja enfriar las galletas durante unos minutos y luego transfiérelas a una rejilla para que se enfríen completamente.

Con unos sencillos pasos, puedes disfrutar de unas galletas recién horneadas que seguro que harán las delicias de toda la familia.

Fajitas y quesadillas

Con la freidora de aire, puedes preparar fajitas chisporroteantes y quesadillas pegajosas con la mayor facilidad.

  1. Para las fajitas, adoba tiras de pollo o ternera en una sabrosa mezcla de zumo de lima, aceite de oliva, ajo picado y una mezcla de tus especias favoritas para fajitas.
  2. Precalienta la freidora de aire a 200°C y cuece la carne adobada en la cesta hasta que esté jugosa y carbonizada en los lugares adecuados.
  3. Mientras tanto, en una bandeja aparte, mezcla pimientos y cebollas con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta, y fríelos en la freidora de aire hasta que estén caramelizados y tiernos.
  1. Para preparar quesadillas, coloca una tortilla de harina en la parte inferior de la cesta de la freidora de aire y cúbrelo con una generosa cantidad de queso rallado, pollo o ternera cocida, pimientos salteados y otra tortilla encima.
  2. Precalienta la freidora de aire a 180°C y cocina la quesadilla durante unos minutos, o hasta que la tortilla esté crujiente y el queso se haya derretido de forma irresistible.
  3. Sirve las fajitas y quesadillas con tus aderezos y acompañamientos favoritos, y disfruta de haber preparado una comida digna de un restaurante en tu propia cocina, gracias a la freidora de aire.

Lasaña

Prepara una lasaña reconfortante y llena de sabor en la freidora de aire, y puede que nunca vuelvas al método tradicional de hornear en el horno.

  1. Empieza por preparar una sabrosa salsa de carne con carne picada, cebolla, ajo, tomates cortados en dados y una mezcla de hierbas italianas.
  2. En un bol aparte, mezcla el queso ricotta, la mozzarella rallada, el parmesano rallado y un poco de perejil fresco picado.
  3. Ahora es el momento de montar la lasaña. En un molde alargado que quepa en la cesta de la freidora de aire, extiende una capa de salsa de carne, seguida de una capa de placas de lasaña y una capa de la mezcla de queso.
  4. Sigue superponiendo las capas en el mismo orden, y asegúrate de terminar con una generosa capa de la mezcla de queso.
  5. Precalienta la freidora de aire a 180°C y coloca con cuidado el molde dentro de la cesta, procurando no mover las capas.
  6. Cuece la lasaña durante unos 25-30 minutos, o hasta que las placas estén tiernas y el queso esté viscoso y dorado.

La freidora de aire prepara una lasaña deliciosamente cocinada con un queso perfectamente burbujeante y dorado, lo que la convierte en un plato delicioso que seguro que se convierte en el favorito de la familia.

Filetes de salmón

Para una cena rápida y sana, recurre a la freidora de aire para cocinar unos suculentos y desmigajables filetes de salmón.

  1. Empieza por condimentar el salmón con un chorrito de aceite de oliva, un chorrito de zumo de limón fresco, una pizca de sal y una pizca de pimienta negra.
  2. Para darle un toque de sabor, también puedes añadir una pizca de eneldo, unas alcaparras o un toque de miel al salmón.
  3. Precalienta la freidora de aire a 200°C y coloca los filetes de salmón sazonados en la cesta, asegurándote de que estén en una sola capa.
  4. Cuece el salmón durante unos 10-12 minutos, o hasta que esté cocido a tu gusto.

El resultado será un salmón perfectamente cocinado con un exterior maravillosamente crujiente, gracias a la freidora de aire. Sirve el salmón con una ensalada fresca o una mezcla de verduras asadas para disfrutar de una comida sana y satisfactoria, lista en un abrir y cerrar de ojos.

Rosquillas (donuts) y buñuelos

Disfruta de la deliciosa experiencia de preparar rosquillas y buñuelos recién horneados sin esfuerzo en la freidora de aire.

  1. Para la masa, mezcla la harina, el azúcar y una pizca de sal en un bol.
  2. En otro bol, mezcla la leche templada, un sobre de levadura seca y una pizca de extracto de vainilla.
  3. Añade gradualmente la mezcla húmeda a los ingredientes secos, y luego amasa la masa hasta que quede suave y elástica.
  4. Deja que la masa suba en un lugar cálido hasta que duplique su tamaño. Una vez que la masa haya subido, estírala sobre una superficie enharinada y córtala en redondas o cuadrados.
  5. Precalienta la freidora de aire a 180°C y coloca con cuidado las redondas de masa en la cesta, asegurándote de que tengan suficiente espacio.
  6. Cuece las rosquillas durante unos 8-10 minutos, o hasta que estén doradas y subidas.
  7. Para las rosquillas, puedes glasearlas con una sencilla mezcla de azúcar glas y leche, o mojarlas en chocolate fundido para darles un toque delicioso. Tanto si optas por las clásicas rosquillas como por los esponjosos buñuelos, la freidora de aire te proporcionará una tanda de delicias perfectas para compartir con tus seres queridos o para saborear como una indulgencia especial.

Conclusión

En conclusión, cocinar con una freidora de aire ofrece una alternativa cómoda y más sana a los métodos tradicionales de fritura. Desde aperitivos a postres, hay una gran variedad de deliciosas recetas disponibles para cualquier comida con una freidora de aire. Con consejos y pautas, utilizar una freidora de aire es muy fácil, y el proceso de limpieza es pan comido. Además, con la nueva freidora de aire asequible disponible en Lidl, es aún más accesible para añadirla a tu rutina culinaria. Prueba estas sabrosas recetas y descubre hoy mismo las ventajas de cocinar con una freidora de aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies   
Privacidad